Artículos

Compartimos lo que nos parece interesante

opp

.

Con instrumentos de negocios, marketing y ciencias sociales, una consultora en innovación (insitum) diseña lanzamientos, productos y servicios.

Por Annabella Quiroga / Fuente: Diario Clarín

.

Las vías de comunicación entre los negocios y las ciencias sociales son cada vez más fluidas. Hace doce años, en México, Luis Arnal se propuso explorar en detalle este camino y creó Insitum, una consultora en innovación que hoy tiene oficinas en Chicago, Madrid, Ciudad de México, Bogotá, Lima, San Pablo y Buenos Aires.
.

“Hay que entender lo que la gente necesita, no lo que dice necesitar”, explica Arnal. En la consultora trabajan profesionales provenientes de las ciencias sociales, el diseño y los negocios. Sus proyectos para empresas globales incluyen a Google, Itaú, Samsung y Unilever, entre otras. “Lo que nosotros hacemos es colaborar en el diseño nuevos productos, servicios, experiencias y marcas utilizando una combinación de metodologías del diseño, las ciencias sociales y los negocios, un enfoque que se conoce como Design Thinking”, resume Martín Zabaleta, partner y director de Insitum Argentina. “La innovación es clave para el crecimiento, y creemos que es esencial para las organizaciones –tanto públicas como privadas– crear valor a través del desarrollo de soluciones relevantes que mejoren algún aspecto de la vida de la gente”.
.

Para conseguirlo, la consultora va más allá de los habituales estudios de mercado con los que se maneja el sector. “Lo que hacernos es meternos en la vida real de las personas: analizamos sus frustraciones y sus expectativas. No sólo observamos lo que hacen cuando utilizan un producto, sino también lo que sucede en su entorno: cómo usan los productos, cuáles son sus sentimientos y sus emociones, qué problemas enfrentan y qué hacen para solucionarlos”.
.

En la Argentina, uno de los proyectos más importantes de Insitum fue el que desarrolló para el banco Galicia, que vería la luz como GaliciaMOVE. “El objetivo del proyecto era definir la propuesta de valor y la experiencia de uso de un nuevo servicio bancario destinado a jóvenes universitarios. Nuestra misión fue definir cada uno de los componentes de la experiencia: productos, beneficios, canal, modelo de atención, plataforma digital, estrategia de marca y comunicación”, cuenta Zabaleta. Para hacerlo, buscaron distintos perfiles de jóvenes: un usuario habitual de tarjetas de créditos, otro con nulo conocimiento bancario, otro ideológicamente en contra del sistema financiero, por ejemplo. Los miembros de Insitum pasaron tiempo con cada uno de ellos, compartieron sus rutinas y su salidas, conocieron sus casas y en base a esa experiencia desarrollaron el nuevo producto.
.

En la Argentina, Insitum comenzó a operar en 2011, cuenta con 12 empleados y ya desarrolló más de 50 proyectos. Entre sus clientes locales figuran Freddo, Mondelez y Quilmes. En la Argentina, también trabajaron con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para diseñar un conjunto de herramientas de innovación integral para equipos internos, con el objetivo de mejorar la experiencia ciudadana.
.

La revista Fast Company eligió a Insitum como una de las diez empresas más innovadoras de Latinoamérica por ayudar a traducir las necesidades del mercado local a clientes globales. Este año, la consultora abrió una nueva oficina en España, la primera en Europa y la séptima en total. A los más de 1.200 proyectos en su haber, el último año sumó otros 180 para más de 50 compañías internacionales, tanto del sector público como privado. Este año planean facturar a nivel local 40% más en dólares.

Blog